DuAndreVentajas de ser un empresario desde temprana edad - DuAndre.

Ventajas de ser un empresario desde temprana edad

Si bien es cierto que no existe una edad apropiada o idónea para ser emprendedor, sí existen una serie de variables que debes considerar en el momento de abrir tu negocio desde temprana edad. Es muy normal que al decidirte escuches comentarios como “estás muy joven”, “primero deberías trabajar en una gran empresa para después comenzar con la tuya” o “vas a fracasar porque eres joven”; pero lo realmente importante que debes plantearte antes de crear tu empresa es si eres apto para hacerlo, no por tu edad, sino por tus habilidades como emprendedor, así que te invitamos a que elimines paradigmas en tu vida y dejes de escuchar por un momento todos estos negativos consejos.

Image by Gettyimages

A continuación te resumimos una lista de 4 consejos que debes siempre tener en cuenta al momento de crear tu empresa:

1. Escucha todo tipo de opiniones. Es una excelente idea escuchar todo tipo de opiniones, porque solo así no te “encasillas” en una sola. Trata de preguntarle a todo tipo de gente –familiar, amigo, compañero de trabajo-, a su vez, a gente de diferente edad –desde el más joven hasta el más grande-. Finalmente toma los comentarios que te sean útiles, ten cuidado en este punto, ya que al solo tomar comentarios positivos podrías dejar de ser realista, lo mismo pasa al tomar solo los comentarios negativos, la conclusión sería en ese caso que nada es posible.

2. No hay peores personas que las negativas, aléjate de ellas. Cuando inicies tu negocio asegúrate de rodearte de personas positivas, emprendedoras y exitosas, son solo ellas las que te ayudarán a crecer y te darán consejos que bien valdrán la pena. Las personas negativas solo crearán una nube de malos pensamientos que terminarán por acabar con tus sueños.

3. Sé frío en los negocios. No hay peor que error que contratar a gente que estimas pero que bien sabes no es buena para cubrir el puesto. Los negocios son fríos, por lo que no debes tomar decisiones en función a tus emociones.

4. Concéntrate, no pierdas el foco. Es muy común que al comenzar te quieras comer al mundo, pero recuerda que los grandes empresarios lograron su éxito a base de cientos de fracasos fríamente calculados. Recuerda aquella frase tan conocida “un paso a la vez”, fíjate objetivos a corto, mediano y largo plazo. Conforme los vayas alcanzando lograrás ver resultados, por lo tanto será más fácil avanzar hacia tu meta final.

Recuerda que el éxito no es para los que creen que lo pueden hacer, sino para los que lo hacen. ¿Ya estás haciendo algo?

Top