DuAndreAbrir tu estética.

Requerimientos mínimos para abrir tu propia estética/peluquería

¿Cuántas veces has tenido la idea de abrir tu propia estética/peluquería y has desertado por temor a no saber por dónde empezar? Sabemos bien que abrir tu propio negocio no es una decisión que se tome a la ligera, pero también debes tomar en cuenta que independizarse es una tendencia que va en aumento en México. En el siguiente artículo nos dimos a la tarea de mostrarte los requerimientos básicos para comenzar y así pierdas el miedo.

A continuación te recomendamos 4 tips que debes tomar en cuenta cuando inicies tu negocio:

Image by Gettyimages

1. Elige la ubicación de tu local.  Preferentemente tu local debe estar localizado en un lugar transitado por peatones para que lo vean fácilmente. Si decides colocar tu negocio en una zona transitada por automóviles asegúrate de que tengas estacionamiento, sino enfrente, al menos muy cerca de tu negocio. Otra buena opción es ubicarlo en una plaza comercial, antes de elegir la plaza investiga el flujo de visitantes que tiene al mes.

2. Define el espacio que requieres. En ocasiones, cuando se comienza, se carece de un presupuesto alto. No te preocupes, que no sea un obstáculo esta variable. Puedes iniciar con un pequeño espacio, por ejemplo: de 20 a 30 m2, en este espacio puedes ubicar de 2 a 3 sillas para cortes, tintes, peinados; una pequeña mesa para manicure y pedicure; un sillón para dos personas mientras esperan su turno, un lava cabezas, un baño pequeño unisex y tu área de cobro.

3. Herramientas y equipo. Para arrancar con tu negocio necesitarás mínimamente en tu lista de mobiliario:

+ 2 tocadores.    + 2 sillas para tocador.     + 2 muebles auxiliares.

+ 1 mesa para manicure y pedicure.            + 1 mesa auxiliar.

+ 1 lava cabezal.

En cuanto a las herramientas te recomendamos tener al menos las siguientes:

+ 2 Tijeras de entre-secado.        + 2 Tijeras de grafilado.

+ 2 Tijeras de corte normal.        + 1 Tijera de pedicure.

+ 1 Tijera de manicure.                 + 2 Pistolas.

+ 1 Pinza para depilar.                  + 2 Máquinas de rasurar.

+ 2 Tenazas.                                   + 2 Cepillos con cerdas duras.

+ 2 Cepillos con cerdas suaves.  + 2 Peines chicos.

+ 2 Peines grandes.                      + 1 paquete de carretes.

+ 2 capas.

4. Haz un inventario de tus productos. No hay nada más molesto para un cliente que no poder adquirir el producto que le aplicaste en su cabello. Esto se debe a que el tiempo de tu cliente es oro, y no tener en existencia el producto, implica que él/ella tenga que regresar a tu negocio para adquirirlo. Es de vital importancia que tengas un inventario de tus productos con el objetivo de siempre estar abastecido.

Recuerda que cuando inicias un negocio debes planear y fijarte en los detalles, porque es en estos en los que tu cliente se fija. Concéntrate en lo realmente importante y permite que la experiencia te vaya mostrando el camino correcto. Si te agradó este artículo, espera la segunda parte la próxima semana.

Top