DuAndreCOMO INNOVAR EL SERVICIO EN NUESTRO SALÓN - DuAndre.

COMO INNOVAR EL SERVICIO EN NUESTRO SALÓN

Los servicio de peluquería se han vuelto merchandise, es decir todos los salones de peinado ofrecen lo mismo y la batalla finaliza liberándose con el precio, deteriorando claramente la rentabilidad. ¿Cual es la diferencia entre el servicio de mi peluquería y el de la peluquería de la esquina?En la actualidad, orientarse en dar un buen servicio al cliente no es la única forma de ser compeLos servicio de peluquería se han vuelto merchandise, es decir todos los salones de peinado ofrecen lo mismo y la batalla finaliza liberándose con el precio, deteriorando claramente la rentabilidad. ¿Cual es la diferencia entre el servicio de mi peluquería y el de la peluquería de la esquina?En la actualidad, orientarse en dar un buen servicio al cliente no es la única forma de ser competitivos en la industria de la peluquería.Siempre debemos encontrar una nueva ventaja competitiva para diferenciarnos de nuestros competidores.Estamos transitando una época muy exigente en la que nuestros clientes nos demandan cada vez más valor y nosotros
necesitamos mejorar nuestros niveles de rentabilidad.
Las principales características que diferencian los servicios de los productos son su intangibilidad, la inseparabilidad del servicio en sí de quien lo presta, la participación activa del cliente previa realización del mismo.Quizás, esa necesidad de interactuar con personas es lo quesuele dificultar innovar en el diseño de los
servicios, puesto que nunca habrá dos servicios iguales y tampoco existirán dos clientes con la misma necesidad. Es por eso que la innovación es el recurso más eficaz que disponemos con el que podemos lograr que nuestra competencia parezca cada vez más obsoleta. La forma que se puede resolver esta paradoja
es adaptarse al cliente individual, intentando empatizar más con el cliente, antes, durante y después de la prestación del servicio. Cuando innovamos, debemos buscar primero mejorar la experiencia vivida por nuestro cliente en nuestro salón de peluquería, y segundo, diseñar un modelo con estilo propio que
permita tangibilizar lo máximo posible nuestra propuesta de servicio. La innovación de nuestros servicios, debe ser el motor que nos impulsa a esforzarnos a tener que entender mejor los comportamientos, necesidades y motivaciones de nuestros clientes, analizar en detalle la experiencia vivida en sus diferentes momentos que tenemos contacto con ellos. Nos permitirá luego, contar con la información necesaria como para poder
diseñar una nueva experiencia de servicio y creando prototipos de servicio más innovadores que se orienten a mejorar la satisfacción de nuestros clientes. Siempre deberíamos involucrar a todos los actores participantes del proceso de nuestros servicios, desde recepcionistas, estilistas, coloristas, asistentes, dueños, clientes y, por qué no, maridos, hijos, amigas, etc. El servicio de peluquería debe diseñarse desde el momento en que la persona toma la decisión de acudir a la peluquería hasta días después de realizado el servicio, cuando comenta el corte, color o peinado con sus amistadestitivos en la industria de la peluquería.Siempre debemos encontrar una nueva ventaja competitiva para diferenciarnos de nuestros competidores.Estamos transitando una época muy exigente en la que nuestros clientes nos demandan cada vez más valor y nosotros
necesitamos mejorar nuestros niveles de rentabilidad.
Las principales características que diferencian los servicios de los productos son su intangibilidad, la inseparabilidad del servicio en sí de quien lo presta, la participación activa del cliente previa realización del mismo.Quizás, esa necesidad de interactuar con personas es lo quesuele dificultar innovar en el diseño de los
servicios, puesto que nunca habrá dos servicios iguales y tampoco existirán dos clientes con la misma necesidad. Es por eso que la innovación es el recurso más eficaz que disponemos con el que podemos lograr que nuestra competencia parezca cada vez más obsoleta. La forma que se puede resolver esta paradoja
es adaptarse al cliente individual, intentando empatizar más con el cliente, antes, durante y después de la prestación del servicio. Cuando innovamos, debemos buscar primero mejorar la experiencia vivida por nuestro cliente en nuestro salón de peluquería, y segundo, diseñar un modelo con estilo propio que
permita tangibilizar lo máximo posible nuestra propuesta de servicio. La innovación de nuestros servicios, debe ser el motor que nos impulsa a esforzarnos a tener que entender mejor los comportamientos, necesidades y motivaciones de nuestros clientes, analizar en detalle la experiencia vivida en sus diferentes momentos que tenemos contacto con ellos. Nos permitirá luego, contar con la información necesaria como para poder
diseñar una nueva experiencia de servicio y creando prototipos de servicio más innovadores que se orienten a mejorar la satisfacción de nuestros clientes. Siempre deberíamos involucrar a todos los actores participantes del proceso de nuestros servicios, desde recepcionistas, estilistas, coloristas, asistentes, dueños, clientes y, por qué no, maridos, hijos, amigas, etc. El servicio de peluquería debe diseñarse desde el momento en que la persona toma la decisión de acudir a la peluquería hasta días después de realizado el servicio, cuando comenta el corte, color o peinado con sus amistades

Top