DuAndre¿Cómo elegir un buen socio de negocio? - DuAndre.

¿Cómo elegir un buen socio de negocio?

En diversas ocasiones es difícil iniciar una empresa solo, por lo que es común observar hoy en día, a más emprendedores asumir riesgos acompañados por socios. Pero, ¿te has preguntado qué tipo de socio requieres en tu empresa, cómo debe ser, cómo llevar su relación, quién toma las decisiones de mayor peso? Todas estas preguntas son fundamentales en el momento de elegir a un buen socio.  De éstas dependerán el funcionamiento óptimo y sano de tu empresa.

Antes de entrar de lleno al tema de cómo deberías elegir a tu socio debes saber que existen dos tipos de socios: uno de ellos es el capitalista, es la persona que aporta dinero pero toma pocas o casi ninguna decisión en el día a día de la empresa; por otro lado, está el socio que invierte y trabaja en la empresa contigo. Si el socio que elegirás para tu empresa es el segundo debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones antes de hacer negocios con él/ella:

1. Busca que tenga habilidades complementarias. No sirve de mucho que ambos posean habilidades similares, lo primordial es buscar cualidades que se complementen para lograr el máximo potencial del equipo. Si eres una persona creativa y soñadora, lo ideal sería encontrar a un socio que fuera racional y enfocado en lograr objetivos. De esta manera hacen un balance entre los sueños y cómo lograrlos con un plan estratégico. Lo mismo ocurre con las características de la personalidad, si eres una persona apasionada requieres un socio que haga ciertas cosas con más mesura.

2. Compartir la misma visión. No existe empresa exitosa hoy en día que no tenga un objetivo claro y bien definido. Porque es ésta la principal razón por la que una empresa crece de manera sana y ordenada. Antes de iniciar con tu empresa debes plantearte objetivos claros junto con tu socio y ambos llegar al mismo entendido, de lo contrario ambos trabajarán para objetivos distintos, lo cual provocará dispersión, disminución de la energía e incluso pleitos continuos. Busca en todo momento que compartan la misma visión por la empresa.

3. Siempre existe alguien que lidera. Tener un socio va más allá de invertir, significa compartir, ya sea ideas, proyectos, ganancias, en fin. No obstante, es  importante no perder de vista que siempre debe haber una persona que lideré el equipo y que tome decisiones respecto a lo que hay que hacer. Esa persona debe poseer las habilidades necesarias para llevar a cabo dicha tarea. En diversas ocasiones la persona que aporta más capital no siempre cumple con este perfil, así que hay que evaluar sus capacidades previamente por el bien de la empresa.

4. Similar escala de valores. No todo el éxito de la empresa reside en conocimientos, gran parte también se encuentra en las actitudes de las personas que la conforman. ¿Y en qué se basa una actitud? Prácticamente en una escala de valores, si una persona  es generosa entonces tendrá comportamientos de la misma índole, si por el contrario es avara entonces siempre buscará la forma de obtener más a través de otros que por sí mismo. Es importante conocer a tu socio en este sentido, para hacerlo debes tener una conversación con él/ella sobre cómo ve la vida, qué le gusta, cómo reaccionaría frente a determinada situación. De esta manera ciertos comportamientos no te sorprenderán a mitad del camino.

Estas son algunas de las recomendaciones que debes tener en cuenta al elegir a un socio de negocio idóneo, recuerda que nadie es perfecto pero al menos puedes buscar a alguien que coincida en los puntos más finos e importantes en la previa creación de tu empresa. ¿Qué te parecieron estos consejos, agregarías algún otro? Du’ André te lee.

Top